En moto por el norte de Extremadura y sur de Salamanca

La primavera es maravillosa para sacar el máximo provecho a la moto. Y si a demás las previsiones son de tiempo despejado, es imposible resistirse a hacer unos cuantos kilómetros sobre las dos ruedas. Así que aprovechando que a principios de Marzo salieron unos días excelentes, estuve haciendo una ruta por el norte de Extremadura y el Sur de Salamanca.

La ruta empezó en Granadilla, un pueblo abandonado en el pantano de Gabriel y Galán que conocí gracias a la recomendación de nuestros amigos de ViajandoenFurgo.com (http://viajandoenfurgo.com/granadilla-pueblo-abandonado/)

Es una auténtica sorpresa y un sitio fantástico para fotografiar:

ImagenEnBlanco-6

 

Con castillo, iglesia, y en proceso de reconstrucción lo mejor es pasear por allí y no dejar de subir a la torre.

ImagenEnBlanco-5

ImagenEnBlanco-4

ImagenEnBlanco-1

 

Rodear el Pantano de Gabriel y Galán es un verdadero placer.

ImagenEnBlanco-8

 

Desde allí siguiendo hacia el norte, están las Hurdes.

ImagenEnBlanco-10

ImagenEnBlanco-11

 

Y si estáis por por la zona no olvidéis que merece la pena desviarse hasta Riomalo de Abajo para ver el espectáculo del Meando Melero.

ImagenEnBlanco-12

Y cómo no,  tocaba recorrer la sierra de Gata.

Es imprescindible la parada en La Alberca, aunque para mi gusto está masificada de tursimo.

ImagenEnBlanco-15

Así que para escapar del bullicio, nada como un paseo por Mogarraz, que está al lado y es mucho más tranquilo. A demás, un proyecto artístico ha llenado la ciudad de los retratos de los habitantes del pueblo en los años 60.

ImagenEnBlanco-16

 

Sin duda se trata de una de las muchas zonas sorprendentes que hay a pocas horas de Madrid si estamos dispuestos a disfrutar de las carreteras y salir de la prisa de la autopista.

ImagenEnBlanco-14

 

ImagenEnBlanco-17

 

Nota:

Por primera vez en subo en éste blog fotos hechas con un simple móvil de gama media. Pero hacer camping viajando en moto, es complicado en cuanto a condiciones de espacio. Así que decidí probar a no cargar con la reflex y todo el equipo complementario.

Se puede ver que las fotografías presentan algunas muestras de las limitaciones de un sensor y lente regulera de un móvil no diseñado con una cámara que sea su principal fuerte, pero la sesación global es bastante aceptable. ¿Que os parece?

Deja un comentario