Chefchaouen

Ya dijo nuestro Miguel de Unamuno que el fascimo se cura leyendo y el racismo viajando.

Visitar Chauen es, a demás de un placer, un claro ejemplo de cómo la cultura es algo que deja un poso centenario y de cómo 800 años de convivencia hacen que tengamos muchos más enlaces culturales con nuestros vecinos del sur de lo que quieren admitir los nostálgicos del Santigo y Cierra, España.

La primera sorpresa al recorrer por primera vez el norte de Marruecos es el verdor y la vegetación. Se trata de un paisaje que en ocasiones llega a recordar a Asturias, aunque si tengo que compararlo con alguna zona de España, es sin duda la serranía de Ronda, aunque más que por la orografía, por la manera de edificar.

Vista general del pueblo de Chefchaouen

Vista general del pueblo de Chefchaouen

Esta coincidencia no es casual, ya que, buena parte de sus primeros habitantes eran procedentes del sur de España. Musulmanes y judíos expulsados replicaron las características urbanísticas de sus pueblos de origen apenas 200 km más al sur.

Como se recomendaría a cualquier visitante de nuestros pueblos blancos, lo mejor que se puede hacer aquí es caminar sin rumbo fijo disfrutando de las sorpresas que nos espera a la vuelta de cada esquina.

Imagenenblanco-Chefchaouen-0177

El color azul de las casas, que se ha convertido en su sello de identidad tiene un origen incierto. La versión más extendida es que se trata de una costumbra bastante reciente ya que empezaron a pintar sus viviendas de color azul los emigrantes judíos que llegaron en los años 30 del siglo XX, y que su supuesta ventaja como repelente de mosquitos hizo que se extendiese.

Pero algunas de las casas en las que únicamente se pinta de azul el zócalo y el resto es blanco me recuerdan a la costumbre de algunas zonas de Ciudad Real en las que la arquitectura tradicional sigue patrones de color similares.Imagenenblanco-Chefchaouen-0157

 

Calle de Chefchaouen

Calle de Chefchaouen

Cualquier aficionado a la fotografía puede echar las horas muertas en ésta ciudad, ya que hasta las quincallerías son fotogénicas y como se ve, incluyen a buen precio cerámica en el famoso Azul Klain.

Azul Klain o Azul Chefchaouen?

Azul Klain o Azul Chefchaouen?

Quincallería de Chefchauen

Quincallería de Chefchauen

Como en cualquier ciudad de marruecos, fotografiar a la gente es algo delicado, así que no esperéis que os miren con cariño si les hacéis una foto.

Habitante de Cefchaouen. No muy contento de ser fotografiado.

Habitante de Cefchaouen. No muy contento de ser fotografiado.

Si puedes, visita Chefchaouen y disfruta el paseo. De las diferencias y las similitudes con lo que conoces, con lo que llamas tu casa. Entiende otras culturas y será la mejor forma de entenderte a ti mismo y de tener una vida más rica.

Imagenenblanco-Chefchaouen-0169

————————————————————————————–

No olvides suscribirte para no perderte los próximos posts.

La fotos de ésta serie están en venta. Precios:

Fotografías 60 cm lado mayor: 90€

Fotografías 40 cm lado mayor: 60€

Fotografías 30 cm lado mayor: 40€

Fotografías  15 cm lado mayor: 25€

Independientemente del tamaño, todas las fotos presentan las siguientes características:
– Ediciones limitadas y numeradas de 25 copias en cada tamaño.
– Impresión Lambda de revelado químico en Dinasa Digital.
– Certificado firmado de autenticidad y de numeración dentro de la serie.
– Sin enmarcar.

Deja un comentario